logocyd

Pacto de Estado sobre la Educación

POR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD Y EQUIDAD

Queremos hacer una llamada al diálogo entre todos los interesados para establecer un sistema educativo basado en criterios científicos y en los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico: libertad, justicia, igualdad y pluralismo político.

Los españoles estamos cansados de que cada vez que un nuevo Gobierno llega al poder, apruebe una ley educativa atendiendo a sus intereses ideológicos y sin considerar las evidencias científicas ni las experienciales de éxito que se aprecian en otros sistemas educativos.

Ya van siete leyes en las últimas décadas y que estén intentando sacar adelante una octava en las circunstancias actuales y sin acuerdos, es profundamente antidemocrático, y, además, no responde a criterios científicos sostenibles.

La nación española requiere de un sistema educativo que:

  1. garantice una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promueva oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, que capacite a todos los ciudadanos para afrontar con efectividad los retos cambiantes e inciertos que nos presenta el futuro.
  2. respete la libertad y el pluralismo político.
  3. capacite a los ciudadanos para pensar de forma crítica y creativa, tomando decisiones y obrando en conciencia:
    • con autonomía personal,
    • responsabilidad social,
    • sensibilidad hacia el entorno
    • empatía hacia los demás
    • autenticidad e integridad moral:
      • sin permitir que engañar, dañar o corromperse, sean recurso tolerados para el progreso personal y social.
  1. aspire, realmente, al desarrollo pleno de la personalidad como establece la Carta Magna:
    • aspirando a la excelencia, para que todos aspiren a la excelencia de su propio potencial de desarrollo en atención a su propia conciencia y no a otras presiones.
    • liberando a los ciudadanos del marketing ideológico. Que una cultura de prejuicios aprendidos de forma mediática no sustituya a una cultura de juicio, a los que se ha llegado aplicando el esfuerzo sistemático de estudiar con razonamiento personal y consciente, y con autodominio de las propias emociones.
  2. garantice la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo, con pluralidad de pensamiento.
  3. garantice una educación pública libre y no esté monopolizada por el estado y ninguna otra institución, sino que sea de los ciudadanos. Una educación pública y gratuita que respete la pluralidad, que debe ser un derecho de todos y no sólo de quien lo puedan pagar.
  4. garantice el derecho de las familias a buscar y encontrar la mejor opción educativa para sus hijos con igualdad de oportunidades.
  5. garantice el derecho constitucional a la libertad de enseñanza.
  6. garantice la iniciativa privada, a quienes no quieran que la gestión corra a cargo del gobierno, aunque este ofrezca libertad de posibilidades a las comunidades, familias y profesionales, para su estrategia educativa, organización y gestión, siempre que se garanticen los objetivos, derechos y libertades.
  7. garantice la calidad educativa con la rendición de cuentas y la responsabilidad social educativa, apoyándose a los profesionales y centros que se encuentren en situaciones de mayor dificultad.
  8. mantenga la unidad, que no existan 17 sistemas educativos, sino que todos los estudiantes de todas las comunidades autónomas tengan igualdad de oportunidades.

OBJETIVOS DEL PACTO

  • Garantizar que exista un cuerpo común universal que permanece como una “carta magna” de la educación para que los ciudadanos desarrollen, independientemente de sus convicciones: la sensibilidad, las competencias y el carácter. Algo muy acordado y muy mayoritariamente aceptado. Todo lo que no se consiga meter en este cuerpo común, se sacaría del acuerdo de aspectos comunes y universales.
  • Sacar del acuerdo y dejar libertad para que las comunidades gestionen los temas tradicionalmente conflictivos: cuestiones sobre la vida (eutanasia, aborto, etc.), temas de sexualidad (pro-salud o pro-familia fundamentalmente), la religión, orientaciones ideológicas de organización social y económica y lenguas co-oficiales.
  • Garantizar un modelo plural, como plural es nuestra constitución, con el que nos sintamos todos identificados de forma mayoritaria. Si se pudo hacer con la constitución de 1978, ¿cómo no íbamos a ser capaces de hacerlo con el sistema educativo

 

Luis Manuel Martínez Domínguez
Doctor en Pedagogía, Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación. Profesor e investigador sobre Educación en la Universidad Rey Juan Carlos (infantil, primaria y secundaria).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp